Tratamiento Laser para Hongos en las Uñas de los Pies

La onicomicosis es una de las enfermedades más frecuentes que afectan a las uñas de los pies. Se trata de una infección por hongos que produce una alteración ungueal.

La onicomicosis es un proceso frecuentemente asintomático, aunque en ocasiones puede producir molestias o dolor, especialmente en el momento de recortarse las uñas o realizar ejercicio físico.

El contagio de esta patología puede deberse a diferentes factores y es mucho más frecuente en la población anciana, diabéticos o inmunodeprimidos y en personas que frecuentan piscinas, vestuarios, gimnasios, así como en profesiones que requieren el uso de zapatos cerrados, sobre todo en ambientes calurosos y húmedos.

Recuerde que para obtener un buen tratamiento es imprescindible un diagnóstico correcto.

El método diagnóstico más fiable empleado para diagnosticar los hongos es el cultivo del polvo que se extrae de la uña. Este método permite conocer con exactitud el tipo de hongo y a que tratamiento es más sensible.

El tratamiento mediante láser (K-Láser)

Es una novedosa técnica para tratar la onicomicosis o infección fúngica de las uñas consiguiendo resultados en pocas sesiones y sin necesidad de tomar medicación. Habitualmente es suficiente con unas 6 sesiones de unos 6 minutos para la uña del dedo gordo del pie. No tiene efectos secundarios y se puede aplicar en todos los pacientes. Se trata de un tratamiento indoloro, pues el paciente tan solo percibe una sensación de calor intenso en la zona tratada.

La aplicación de láser es una fuente de alta temperatura que hace desaparecer tanto el hongo como las esporas. este tratamiento emplea el principio de la fototermólisis selectiva y aprovechando las diferencias de absorción de la energía del láser y conductividad térmica entre la infección fúngica y el tejido circundante.

El formato es mediante luz pulsada para favorecer la disipación del calor por parte de los tejidos evitando, en gran medida, los efectos secundarios y molestias que puedan aparecer. Las longitudes de onda empleadas están calculadas para ser absorbidas por el agua de los tejidos, de manera que la energía del láser sea transformada en calor, y que a su vez no sean captadas por los demás cromóforos del cuerpo (melanina y hemoglobina).

El K-Laser emplea un diodo de 970nm para dicho tratamiento, al ser un tipo de luz con gran afinidad por el agua, con una muy baja absorción por la hemoglobina.

BALKIS: LASERTERAPIA EN EL TRATAMIENTO DE PAPILOMAS

Paciente de 44 años con papiloma plantar de 5 años de evolución.
La paciente recibe varios tipos de tratamiento durante estos cinco años sin resultado satisfactorio. El virus queda latente y la lesión es persistente.
Acude a la clínica el día 11 de enero de 2016 presentando lesión con papilas latentes, se da una sesión de k-laser laserterapia, el día 21 acude a la clínica y la lesión disminuye considerablemente, se decide dar otra sesión de k-laser laserterapia. El día 8 de febrero la paciente acude a la clinica sin dolor alguno y al deslaminar la queratosis se observa que el papiloma ha desaparecido por completo, dando por sentada la eficacia del k-laser laserterapia en el tratamiento de verrugas plantares.

SILVIA DOMENECH GASPAR
PODOLOGA COL.2295

BALKIS: LASERTERAPIA EN VERRUGAS PLANTARES

BALKIS: LASERTERAPIA EN VERRUGAS PLANTARES

La verruga plantar o papiloma es un crecimiento hiperqueratósico frecuente en la piel producida por el virus del papiloma humano y de carácter benigno. Estas lesiones en la piel pueden presentarse en solitario (una única lesión verruga plantarbien delimitada) o en mosaico (varias verrugas próximas entre sí) y aparecen en la zona plantar del pie.

Al ser producidas por el VPH son contagiosas y se producen por contacto directo con el virus, siendo frecuentes en niños y adolescentes.

Debido a que aparecen en zonas de apoyo el crecimiento es hacia adentro llegando a producir dolor en ocasiones, por lo que pueden ser confundidas por los pacientes con helomas plantares o callosidades.

A parte del dolor y la hiperqueratosis que se produce tras el contagio, en muchas ocasiones se pueden distinguir puntos negros en la lesión, esto es debido a que los papilomas plantares están vascularizados por diversos capilares que producen esa coloración.

 Hay varios tratamientos para las verrugas plantares, desde tratamientos tópicos con ácido salicílico, nítrico, cantaridina, nitrato de plata… hasta el empleo de la crioterapia y el láser. Las sesiones dependerán del paciente ya que lo que se busca con estos tratamientos es crear una reacción del sistema inmune que elimine las verrugas plantares.

verruga laserEl tratamiento con láser consiste en producir la coagulación de los vasos sanguíneos que conforman la verruga y con ello la necrosis de la lesión y su posterior eliminación, sin producir daños al tejido circundante. El tratamiento puede causar dolor y tardar una o varias sesiones según el perímetro y el alcance del papiloma, pero se trata de unos de los tratamientos más rápidos, cómodos y efectivos.

 

Podóloga : Olga Sánchez Sánchez  Nº Colegiada: 2724

BALKIS: LASERTERAPIA EN DOLOR AGUDO Y CRONICO

LASERTERAPIA EN DOLOR AGUDO Y CRONICO

El dolor es una sensación provocada por el sistema nervioso. El dolor agudo comienza repentinamente y puede ser consecuencia de caídas, malas posturas, levantar objetos pesados, tensión emocional…, que si no son tratados pueden llegar a convertirse en dolores crónicos. Mientras que, un dolor crónico dura más en el tiempo y la causa puede ser una lesión o una infección, aunque en algunos casos no hay una razón específica.

Hoy en día, gracias a los avances en tecnología médica, disponemos de nuevos tratamientos para combatir tanto el dolor crónico, como el agudo.

En la clínica Balkis disponemos de una técnica para tratar cualquier tipo de dolor, agudo y crónico: nos referimos a la Laserterapia avanzada, en concreto a K-Láser.

La Laserterapia es una modalidad de tratamiento no invasivo, seguro y efectivo donde la luz se emplea para aliviar el dolor, reducir la inflamación, y estimular la cicatrización de heridas y curación de tejidos blandos.

El K-Láser es capaz de emitir potencias de hasta 20W, siendo el láser terapéutico más potente que existe en este momento en el mercado, logrando llegar a  tejidos profundos y eliminar el dolor.

El láser actúa convirtiendo la luz en energía fotoquímica, dando lugar a un correcto funcionamiento celular que lleva a la desaparición de los síntomas (dolor).

El efecto biológico primario del láser viene de la estimulación de los mecanismos de transporte celular en la mitocondria, membranas celulares y tejido epitelial. Esta acción causa la liberación de químicos vasodilatadores, la estimulación de la síntesis de DNA y RNA, el aumento de la producción de enzimas, un incremento de la actividad del superóxido dismutasa, normalización del pH del tejido, y un aumento de la producción de ATP.

El aumento de la vasodilatación (riego sanguíneo) y la mejora de la microcirculación aumentan el aporte de nutrientes celulares, acelerando la regeneración tisular (lo que significa una curación más rápida). Al mismo tiempo se produce una reducción de la inflamación.

El láser se coloca en contacto con la piel, de manera que la energía pueda penetrar en el tejido, donde interactúa con una serie de moléculas dando lugar a la restauración del funcionamiento normal de la función celular. Este efecto también estimula el proceso natural de curación de la patología del paciente. En resumen, la energía de la luz se convierte en energía bioquímica.

Los efectos de la Laserterapia son los siguientes: Cicatrización más rápida de las heridas; reducción de la formación de tejido fibroso causante del dolor crónico; efecto anti-inflamatorio y efecto analgésico; aumento de la actividad vascular, de la función metabólica y de la función nerviosa; inmunoregulación; recuperación tisular acelerada y desarrollo celular.

El K-Láser ha demostrado su eficacia en el tratamiento de múltiples afecciones, como: Dolor crónico y agudo, cefaleas, migrañas, artrosis, artritis, epicondilitis, tendinitis, tendinosis, esguinces, fascitis plantar, espolón, fibromialgias, contusiones, lesiones post-traumáticas, dolor de espalda, protusiones, edema discal, hernia discal, dolor de origen discal, afecciones del suelo pélvico, problemas ginecológicos, cistitis.

Ven a la Clínica Balkis y conoce este nuevo tratamiento sin efectos secundarios, y benefíciate de todas las ventajas de esta técnica tan novedosa y eficaz como es el K-Láser.

Imagen laser

 

 

 

BALKIS: TRATAMIENTO ULCERAS VENOSAS CON K-LASER

Hoy hablamos sobre la terapia láser en úlceras venosas, en este caso como complemento a las curas, presentamos el caso de un varón con úlcera perimaleolar de más de seis meses de evolución y con cicatrización tórpida

El profesional de enfermería que le realiza las curas sugiere la posibilidad de complementar el tratamiento utilizando terapia láser, en este caso k láser en bloques de diez sesiones, hasta que se presente cicatrización o mejoría.

ulcera 2

Para lo que acude a nuestra consulta de podología donde se le pautan dos sesiones semanales utilizando el programa de cicatrización de heridas, consistente en la aplicación de la terapia láser durante dos sesiones de unos cinco minutos cada una aproximadamente cada vez que el paciente acude a consulta, una vez sobre la herida y la otra vez a lo largo de todo el pie.

El objetivo es mejorar el aporte sanguíneo en la zona y así favorecer la cicatrización.ulcera 1

Los resultados se pueden observar, vemos como en menos de diez días hemos conseguido una importante reducción del diámetro de la herida, además de ver el fondo de la misma de un modo más limpio y con presencia de tejido cicatricial.

Por lo que la terapia láser como complemento en consulta puede ser útil para el tratamiento de heridas de difícil cicatrización, como el caso de las úlceras venosas.

También se puede aplicar a tratamiento de papilomas, fascitis plantar o espolones o en cicatrización de heridas posquirúrgicas para estimular una recuperación más rápida de la misma.

Podólogo: Emmanuel Navarro Flores  Nº Col  2664

EPICONDILITIS O CODO DE TENISTA

FISIOTERAPEUTA LAURA PAREDES MARTINEZ  N º COL:3342

La epicondilitis, también conocida con el nombre de codo de tenista, es una lesión bastante común causada porCODOsobreuso excesivo en el codo. Recibe su nombre debido a que los jugadores de tenis, pues son particularmente propensos a la lesión. Pero muchas otras actividades físicas, incluyendo el tenis, pádel, hockey, balonmano, baloncesto, bicicleta, uso de una máquina elíptica y muchos más… lo que potencialmente puede causar o agravar la epicondilitis. Todo aquello que conlleva uso repetido del miembro superior puede causarlo, sea con deporte o no.

La epicondilitis  es una enfermedad o lesión caracterizada por dolor en la cara externa del codo, en la región del epicóndilo, eminencia ósea que se encuentra en la parte lateral y externa de la epífisis inferior del húmero. Está provocada por movimientos repetitivos de extensión de la muñeca y supinación del antebrazo, lo que ocasiona microrroturas fibrilares y reparación inadecuada a nivel de los tendones de los músculos que se insertan en la región del epicóndilo, principalmente del tendón del músculo extensor radial corto del carpo. Hay que diferenciarla de la epitrocleitis, también llamada epicondilitis medial o codo de golfista, en la que el dolor se localiza en la porción interna del codo.

CODO 1Está tendinitis es causada por la contracción de los músculos del antebrazo en repetidas ocasiones, un movimiento que se puede realizar en muchos deportes y en muchas situaciones de la vida diaria. Es unapatología muy relacionada también con profesiones que requieran este movimiento, así es en  pintores, fontaneros, administrativos, personal sanitario… Hay que decir que no es sólo el deporte lo que la provoca, con lo cual no hay que cuidar y tratar solamente la patología en este apartado, sino a lo largo del día, sea cual sea la actividad que realicemos.

El dolor en el codo es una de las primeras señales que te indican que puedas tener una epicondilitis. Suele ser un dolor fuerte, agudo, que los pacientes describen como fino. Este dolor generalmente empeora con el tiempo y se extenderá a lo largo del brazo desde el codo hasta la muñeca. En muchos casos, el dolor se intensifica cuando realizamos el gesto del agarre, como cuando se abre una puerta o darle la mano a alguien, elevar una silla, coger una plancha, abrir un bote….  También suele asociar pérdida de fuerza al sujetar objetos, esto unido al dolor descrito.

En muchas ocasiones, una epicondilitis puede ser la causa de un problema de origen cervical, en este caso estaríamos hablando de un pinzamiento que afectaría a las vértebras cervicales y dará un dolor referido en todo el territorio del codo, esta patología la podemos catalogar como una cervicobraquialgia. Los síntomas que se describen en este síndrome son dolor cervical y en la articulación del codo, pérdida de movilidad, hormigueo, disminución de la sensibilidad…. A veces se puede sospechar que nos estamos encontrando con un problema de origen discal, una hernia discal o una protusión discal.

Gracias al tratamiento fisioterápico todos estos síntomas de la epicondilitis pueden desaparecer. Si usted padece cualquiera de estas sintomatologías acuda a su fisioterapeuta para que pueda ayudarle, pues diseñará un plan de tratamiento, así como ejercicios que le ayudarán a devolver la movilidad del codo, disminuir toda clase de parestesias, pérdida de sensibilidad que ese afectándole en ese momento.

El plan de tratamiento consistirá en tratamientos de terapia manual, masoterapia, punción seca para los puntos gatillos, kinesiotaping, laserterapia avanzada, ultrasonidos…

Asimismo es importante que siga un tratamiento preventivo cuidando su higiene postural, realizar deporte y ejercicios.

TRATAMIENTO ONICOMICOSIS CON K-LASER

 

Tratamiento de onicomicosis con laser

(PODOLOGA OLGA SANCHEZ SANCHEZ)

La onicomicosis, conocida como la presencia de hongos en las uñas, produce en numerosas ocasiones un engrosamiento, decoloración, desfiguración e incluso fragilidad de la lámina ungueal afecta, pudiendo ocasionar en ocasiones daños permanentes. Las onicomicosis suelen ser causadas por dermatofitos, levaduras o mohos y se consideran las onicopatías (alteraciones de la uña) más frecuentes.LASER UÑA

Esta alteración es frecuente, afecta entre el 6 y 8% de la población mundial, y hay factores como la edad, diabetes,obesidad y tabaquismo, uso de calzado plástico y cerrado y/o baños comunitarios, actividad deportiva e incluso cierta predisposición genética que favorecen su aparición.

El tratamiento láser actúa sobre todos los tipos de onicomicosis. Es una terapia rápida y fácil de usar, no invasiva, sin efectos secundarios y que permite una mejor adherencia del tratamiento coadyugante.

El principio básico de este tratamiento es la destrucción selectiva o específica deun objetivo, con daño mínimo o insignificante para los tejidos circundantes. La longitud de onda y la potencia de este tipo de láser permite generar intenso calor en el lecho ungueal provocando la destrucción del hongo.K LASER

El tratamiento inicial consiste en 4 sesiones de laser espaciadas entre 1-2 semanas según criterio del profesional. Al mes se valora la mejoría de la lámina ungueal siendo necesarias más sesiones en algunos casos. El número de sesiones variará según el hongo presente en la lámina, la extensión de este y el tipo de onicomicosis.

La efectividad del tratamiento aumenta considerablemente realizando una terapia combinada con tratamiento tópico. Puesto que las uñas crecen lentamente la mejora no será instantánea, es una mejora gradual. Hay que tener en cuenta que la onicomicosis es una patología ungueal compleja siendo un proceso lento que a veces incluso no llega a resolverse  a pesar de recurrir a todas las terapias que tengamos a nuestro alcance.

En conclusión, la terapia laser como tratamiento para onicomicosis es una buena alternativa al tratamiento oral, ya que no produce daño alguno a nuestro organismo y es rápido y efectivo, presentando un porcentaje de éxito alto para tratarse de una alteración tan difícil de resolver. Será importante realizar un cultivo previo para determinar el tipo de hongo ante el que nos encontramos y tener en cuenta varias pautas como secar muy bien los pies antes de calzarlos, colocar talcos medicados en zapatos cerrados, evitar uñas postizas y no caminar descalzos en áreas públicas.