BALKIS: LASERTERAPIA EN DOLOR AGUDO Y CRONICO

LASERTERAPIA EN DOLOR AGUDO Y CRONICO

El dolor es una sensación provocada por el sistema nervioso. El dolor agudo comienza repentinamente y puede ser consecuencia de caídas, malas posturas, levantar objetos pesados, tensión emocional…, que si no son tratados pueden llegar a convertirse en dolores crónicos. Mientras que, un dolor crónico dura más en el tiempo y la causa puede ser una lesión o una infección, aunque en algunos casos no hay una razón específica.

Hoy en día, gracias a los avances en tecnología médica, disponemos de nuevos tratamientos para combatir tanto el dolor crónico, como el agudo.

En la clínica Balkis disponemos de una técnica para tratar cualquier tipo de dolor, agudo y crónico: nos referimos a la Laserterapia avanzada, en concreto a K-Láser.

La Laserterapia es una modalidad de tratamiento no invasivo, seguro y efectivo donde la luz se emplea para aliviar el dolor, reducir la inflamación, y estimular la cicatrización de heridas y curación de tejidos blandos.

El K-Láser es capaz de emitir potencias de hasta 20W, siendo el láser terapéutico más potente que existe en este momento en el mercado, logrando llegar a  tejidos profundos y eliminar el dolor.

El láser actúa convirtiendo la luz en energía fotoquímica, dando lugar a un correcto funcionamiento celular que lleva a la desaparición de los síntomas (dolor).

El efecto biológico primario del láser viene de la estimulación de los mecanismos de transporte celular en la mitocondria, membranas celulares y tejido epitelial. Esta acción causa la liberación de químicos vasodilatadores, la estimulación de la síntesis de DNA y RNA, el aumento de la producción de enzimas, un incremento de la actividad del superóxido dismutasa, normalización del pH del tejido, y un aumento de la producción de ATP.

El aumento de la vasodilatación (riego sanguíneo) y la mejora de la microcirculación aumentan el aporte de nutrientes celulares, acelerando la regeneración tisular (lo que significa una curación más rápida). Al mismo tiempo se produce una reducción de la inflamación.

El láser se coloca en contacto con la piel, de manera que la energía pueda penetrar en el tejido, donde interactúa con una serie de moléculas dando lugar a la restauración del funcionamiento normal de la función celular. Este efecto también estimula el proceso natural de curación de la patología del paciente. En resumen, la energía de la luz se convierte en energía bioquímica.

Los efectos de la Laserterapia son los siguientes: Cicatrización más rápida de las heridas; reducción de la formación de tejido fibroso causante del dolor crónico; efecto anti-inflamatorio y efecto analgésico; aumento de la actividad vascular, de la función metabólica y de la función nerviosa; inmunoregulación; recuperación tisular acelerada y desarrollo celular.

El K-Láser ha demostrado su eficacia en el tratamiento de múltiples afecciones, como: Dolor crónico y agudo, cefaleas, migrañas, artrosis, artritis, epicondilitis, tendinitis, tendinosis, esguinces, fascitis plantar, espolón, fibromialgias, contusiones, lesiones post-traumáticas, dolor de espalda, protusiones, edema discal, hernia discal, dolor de origen discal, afecciones del suelo pélvico, problemas ginecológicos, cistitis.

Ven a la Clínica Balkis y conoce este nuevo tratamiento sin efectos secundarios, y benefíciate de todas las ventajas de esta técnica tan novedosa y eficaz como es el K-Láser.

Imagen laser

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *